• Mar. Oct 20th, 2020

Muere Sudán, el último rinoceronte blanco del norte macho

Sudán, el último rinoceronte blanco del norte macho del mundo, ha fallecido a los 45 años en la reserva natural Ol Pejeta en Kenia. Su muerte fue causada tras meses de deterioro en su salud por problemas degenerativos en los músculos y huesos, además de heridas en la piel y varias infecciones.

Ol Pejeta cuenta que “su enfermedad empeoró de forma significativa en las últimas 24 horas; era incapaz de ponerse de pie y lo estaba pasando muy mal”, por lo que los veterinarios que lo cuidaban se vieron obligados a proceder con su eutanasia para aliviar a Sudán.

Actualmente, solo quedan dos hembras de su subespecie, su hija Najin y su nieta Fatu. Será peor que Game of Thrones. Ahora, la única esperanza para la supervivencia de la especie es la reproducción asistida. La casi completa extinción de la especie se da por décadas de prácticas ilegales para cazar a animales de este tipo con el objetivo de vender sus cuernos a precios altísimos. Estos productos son muy codiciados especialmente en el mercado asiático, donde se comercializan promocionando sus supuestas propiedades curativas y afrodisíacas. Claramente es más efectivo matar a una especie entera, envés de comprarse una pastillita en la farmacia…

Antes de su muerte, se recolectó el material genético de Sudán para que aún exista esperanza para conservar a esta especie amenazada. Han habido varios esfuerzos para salvar a estos animales, incluso una campaña promovida por Tinder donde Sudán contaba con su propio perfil. Tranquila, no creo que te hubiera dado like igual. La posibilidad de asistir al nacimiento de nuevas crías de esta subespecie pasa ahora, por tanto, por las técnicas de reproducción asistida, una tecnología que nunca se ha probado en esta subespecie.

 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *