• Mié. Oct 21st, 2020

Juegos Olímpicos de Tokio 2020 tendrán reconocimiento facial

Cuando comenzaron a hablar de deporte, los japoneses dijeron “Hmm, le falta algo tecnológico a esto”, entonces decidieron agregar un sistema de reconocimiento facial, solo porque sí. Los juegos olímpicos de Tokio, que serán del 24 de julio al 9 de agosto de 2020, han decidido adoptar esta tecnología para mejorar la seguridad y el normal desarrollo del evento.

La empresa creadora de este sistema, que funcionará con un motor de inteligencia artificial llamado NeoFace, ayudará a identificar de manera rápida y concisa a alrededor de 300.000 personas. El ratio de acierto que se maneja en la actualidad con este sistema de reconocimiento es de un 99,7 %, asegurando que es el más fiable que existe en la actualidad para trabajar con grandes volúmenes de datos.

Para que el sistema funcione, todas las personas que vayan a ser registradas en él tendrán que enviar una serie de datos y fotografías para poder generar con ello su tarjeta de identidad personal para el torneo, la cual les dará el acceso a las más de 40 instalaciones que estarán vigiladas con este método. Esta tecnología reconocerá de manera automática quienes accedan a los recintos a través del mencionado reconocimiento facial y la propia tarjeta de identidad, haciendo imposible que alguien registrado pueda pasar el control de seguridad con una identificación que no es la suya.

Sin embargo, la seguridad no es el único problema de los Juegos Olímpicos de Tokio, estos podrían llegar a ser los más calurosos de las últimas décadas, lo que preocupa en puntos de acceso y controles a través del evento.

“Cuando los eventos tengan lugar, es de esperar que vengan muchas personas y el clima sea muy caluroso”, han asegurado, haciendo hincapié en que el desarrollo de los Juegos no contará con un gran Parque Olímpico donde se agrupen los diferentes complejos deportivos, sino que estos se encontrarán repartidos a lo largo del área metropolitana, complicando el movimiento de personas y poniendo en relevancia la necesidad de un sistema que reduzca los tiempos de espera y favorezca el flujo de personas.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *