• Vie. Oct 23rd, 2020

2×2: Inteligencia artificial en pruebas de diagnóstico COVID-19

PorIceman

Jul 21, 2020

Mientras a nivel mundial estamos atentos a la tabla de posiciones de la carrera por obtener mecanismos de detección y protección eficaces contra la pandemia, en el torneo local seguimos viendo la batalla del Churin-Churin-Fun-Flais sobre las acciones tomadas para mitigar el COVID-19. Concretamente, al hablar de pruebas para diagnosticar COVID-19, se sigue debatiendo sobre si son PCR o no, si hay sobreprecio o no, si en verdad sirven o no y si los laboratorios están listos para procesarlas o no. Lejos de la polémica, además de poder identificar los portadores del virus, la importancia de tener pruebas confiables está en poder conocer el cómo se comporta la pandemia y tomar acciones que eviten el colapso del sistema sanitario. Una detección confiable ayuda a prevenir el contagio nivel zombie, sino que lo digan las curvas de contagiados por COVID-19 y de fallecidos en Ecuador durante los últimos meses.

Varios países están desarrollando métodos más efectivos para la detección del virus. Sin embargo, llaman la atención los ensayos que se están realizando en Finlandia usando pruebas basadas en inteligencia artificial. El dispositivo utilizado se ve como un alcoholímetro, se usa como un alcoholímetro pero no es un alcoholímetro. Es decir, toma una muestra de aire exhalado usando una boquilla, y mediante nano sensores y programas de inteligencia artificial identifica si hay presencia del virus. Si tan solo pensar en pruebas basadas en inteligencia artificial suena a ciencia ficción, más aún lo es el tiempo que se necesitaría para el diagnóstico: alrededor de 2 minutos (sí, no es error de imprenta: dos minutos). Modestia aparte, el aspecto económico tampoco se queda atrás, ya que se estima que el costo de cada prueba sería de aproximadamente 2 euros (de nuevo, no es error de imprenta: dos euros), es decir menos de lo que cuesta 1 galón de súper al precio de hoy. La fase inicial de pruebas se está desarrollando en Finlandia y Kazakhstan. Posteriormente se hará otra validación en Holanda y en la Jhony, esperándose tener los resultados durante el mes de agosto.

En caso de funcionar este tipo de vacunas, lo mejor será comenzar a preguntarnos: ¿Qué otras áreas podrán beneficiarse con la inteligencia artificial? ¿Para cuándo saldrá la vacuna inteligente? ¿Podrá la inteligencia (aunque sea la artificial) terminar con la corrupción y abuso del presunto negociado de insumos médicos? Es decir: ¿Cuánto pagaremos por las pruebas? ¿Medio encebollado ó lo mismo que “algunas” tarifas de luz luego del aislamiento? Solo nos queda estar atentos a los resultados. 

Fuente:“Helsinki to Trial Coronavirus Breathalyser.” Yle Uutiset, 29 June 2020, yle.fi/uutiset/osasto/news/helsinki_to_trial_coronavirus_breathalyser/11423684.

Autor: Agustin Zuñiga

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *