• Mié. Oct 21st, 2020

Va de “retro”: ¿Apelar a la nostalgia?

PorNotify

Jul 21, 2020

Luego de deleitarnos en YouTube con el regreso de Karate Kid en forma de Cobra Kai: Daniel “encerar-pulir” Larusso vs. Johnny “el-aniñado” Lawrence, se ha visto una avalancha de contenido basado en series retro. Hace unas semanas, por ejemplo, Netflix lanzó su versión de Misterios sin Resolver, serie que tuvo origen en enero de 1987 y que alcanzó un rating televisivo de 15 millones de personas en su mejor momento.

Para quienes no hayan estado familiarizados con esta serie, Misterios sin Resolver era un programa de televisión que mostraba reconstrucciones de casos sin solución contados directamente por la gente involucrada. Los temas incluían: crímenes, desapariciones, leyendas, extraterrestres y fenómenos paranormales. Una de las características principales del programa era incluir una línea de contacto en la cual la gente podía contribuir con información que pudiera resolver los misterios. En total, más de 200 casos fueron resueltos por la colaboración de los televidentes. Si bien la versión Netflix ofrece un solo caso por capítulo y no tiene presentador, todavía se conserva la temática original (incluyendo la línea de contacto) y la canción de susto que quedaba en la cabeza toda la noche.

No hay duda que el negocio de estas plataformas es generar contenido de entretenimiento, el traer al presente series de antaño o crear nuevas series basadas en películas antiguas sirve para que las generaciones del siglo pasado sigan subiendo a la nave espacial de la digitalización. ¿Acaso apelar a la nostalgia es una mina de oro que está siempre lista para ser explotada? ¿Tendremos dentro de 20 años una serie de acción en vivo de Dumbo o una película animada de Pasion de Gavilanes? ¿Quién será el nuevo técnico de la selección? ¿Cuál será el precio de la gasolina el próximo mes?  Nosotros no tenemos la respuesta, pero si usted posee alguna información al respecto contáctenos. Tal vez usted pueda ayudarnos a resolver este misterio.

Fuente: Agustin Zuñiga

Compartir

Un comentario en «Va de “retro”: ¿Apelar a la nostalgia?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *