• Mar. Oct 27th, 2020

Mi bolsillo: segmento de opinión económica, de producción e innovación.

Economista gringo vs economista ruso buscando ambos que la sociedad sea feliz.

¿Quién diablos te entiende Economía?

Hola, amigos, soy Fernando y este es un espacio para hablar de cuestiones económicas, productivas y de innovación. El día de hoy he decidido escribir un poco sobre ¿Por qué muchos de los economistas se contradicen (léase se pelean a muerte)?

Para saber por qué se pelean, se miran mal, se sacan la lengua e incluso se citan en la calle para definir todo por los puños, me voy a permitir expresar brevemente que estudia la economía (para aquellos que no son economistas). “La economía es una ciencia social que estudia la forma de administrar los recursos disponibles para satisfacer las necesidades humanas.”. (tomado de economipedia, me parece fría y concisa, pero de forma general una definición comúnmente usada). Aquí en este punto cabe observar que la propia definición de economía nos genera más problemas en vez de darnos soluciones.

Esta definición empieza indicando que la economía es una ciencia social, (el término social indica que terminamos estudiando el comportamiento humano como individuo y como sociedad), pero los seres humanos como individuos y como sociedades somos cambiantes y evolucionamos. Y este es el primer punto discordante entre los economistas. Algunos defienden teorías económicas sin analizar el proceso evolutivo propio de los seres humanos, de las sociedades y del momento histórico mismo en que viven esas sociedades, buscando encontrar e imponer recetas aprendidas en las aulas universitarias y moldeadas desde la perspectiva personal.

El siguiente punto de la discordia viene con las palabras que siguen en la definición antes escrita “…que estudia la forma de administrar los recursos (bienes, riqueza en general, medios, etc) disponibles…”, esto nos pone de cabeza, pues resulta ser que la economía estudia qué y cuánto le toca a cada quién ( si léalo bien, la economía trata de explicar cuanto le toca a su bolsillo y porqué si ahora se mete la mano y saca un dólar, a usted le tocó solo tener ese dólar, ¡mejor suerte la próxima!) . Debido a que quienes trabajan con la economía son los economistas y dado que los economistas son seres humanos en donde cada quién piensa como quiere (o como le conviene) pues tendremos cientos, y quizás miles de maneras de repartir los recursos disponibles. Unos dirán que se lleven más quienes más necesitan, otros dirán, los que generan más trabajo deben llevar más, otros indicarán que las personas con discapacidades merecen llevar más, pues son los que más necesitan (y podría ser así, solo que algunos vivos salen ganando con este último tipo de economista debido a que muchos poseen carné de discapacidad para importar autos aún sin necesitarlo), y así sucesivamente, tendremos economistas enseñándonos cómo deben repartirse los recursos para que todos seamos felices ( ¡y nos agarremos de la mano en un círculo de felicidad infinita!).

El último punto, no es más fácil, pues las palabras que siguen a continuación en la definición son “…para satisfacer las necesidades humanas.” Y aquí surge la pregunta ¿Cuándo el ser humano ha estado satisfecho? ¿Cómo el ser humano quedará satisfecho? Lo cierto es que, bajo la definición de economía (arriba mencionada), esta ciencia social busca que todos estemos satisfechos y de manera obvia es algo que parece nunca tendrá solución. Esto no significa que no deba seguirse trabajando en el área de economía, significa que hay que ser realista y entender que el nirvana solo se alcanzará estando muerto y por lo tanto el esfuerzo de los economistas debe enfocarse en vivir bien como seres humanos y sociedad (claro está que siguen surgiendo dudas como ¿qué es vivir bien?).

Para terminar, ahora agrupe a los economistas que piensan similar, júntelos (como un atado de apio, de verduras, etc.) y lo que tenemos son líneas (escuelas) de pensamiento económico (bastantes) en donde cada línea defiende su posición y su filosofía. De esta manera tenemos a los economistas y sus escuelas discutiendo y peleando por la forma en que se deben repartir los recursos para que todos seamos felices (claro está, que existirán algunos que no obedecen a ninguna línea de pensamiento y en vez de repartir los recursos, quieren repartirse la torta).

De esta manera concluimos que muchas veces los economistas no se entienden entre ellos porque su forma de ver la solución a un mismo problema es diferente debido a la influencia que tienen en su pensamiento económico.

¡Síganme en Twitter @fergmontalvo para más tips de economía, producción e innovación! 😊

Fernando.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *