• Lun. Oct 26th, 2020

Todos hemos escuchado hablar de la popular aplicación china Tik Tok, en la que sus usuarios,  mayoritariamente “adolescentes”, suben videos en los que cantan, bailan, hacen coreografías y juegos que luego se convierten en retos virales.

Esta aplicación que se presenta como una opción de entretenimiento para los millones de personas  que la utilizan alrededor del mundo, es  vista  como una amenaza de seguridad nacional para el presidente de Estados Unidos.

Si bien en un inicio los cuestionamientos a la red social, estuvieron relacionados al  incumplimiento de las normas de protección de la privacidad de menores, al recopilar información de menores de 13 años sin consentimiento de los padres, al parecer  lo que ha generado preocupaciones  más profunda al gobierno estadounidense, son los fines para los cuales se estaría utilizando la plataforma y todo a partir del boicot  que sufrió  la Convención Republicana, realizada hace poco más de un mes en Tulsa, Oklahoma,  en la que se presentó  oficialmente la candidatura de Donald Trump a la reelección presidencial.

Los organizadores de la convención que planificaron tener la masiva presencia de sus simpatizantes en el evento,  no contaron con la astusia de un grupo de tiktokers que a través de la plataforma, se pusieron de acuerdo para boicotear el evento. 

Este acto, no pasó inadvertido, fue trending topic mundial y planteo varias interrogantes sobre el uso de las redes sociales con fines político – electorales, que han sido materia de debate en el Senado norteamericano.

A más del debáte entorno a la utilización de la plataforma como una alternativa para atraer la atención de segmentos poblacionales en medio de la campaña electoral, el gobierno estadounidense  inició una investigación, en relación al registro de datos de los usuarios de la aplicación, en la que concluye que Tik Tok, podría estar siendo utilizada por el gobierno chino como una herramienta de espionaje, opinion compartida por el gobierno Indio situación que ha sido negada por los representantes de la empresa propietaria de la plataforma.

El anuncio de la posible  prohibición de utilización de la red social Tik tok, la realizó el mismo presidente  Trump el fin de semana, causando revuelo entre los usuarios de la plataforma en ese país. 

Lo cierto es que esta aplicación que para el común de los mortales, significa entretenimiento, ha generado un debate político en torno a su utilización con fines eletorales  y por otra  la profundización de las diferencias entre los gobiernos de China y EEUU, por la acusación de espionaje. 

Lo que nos lleva a preguntarnos ¿es el final de Tik Tok?¿Qué consecuencias tendrá este anuncio en la campaña electoral a la presidencia de EEUU?

Fuente: El Mundo, El País 

María Fernanda C.

Twitter: @mariafercm

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *