• Mié. Oct 28th, 2020

Hugo Gavilánez dijo que les tiraría el carro a los ciclistas, después se disculpó

Lunes, 31 de agosto de 2020, 08h30, un medio televisivo transmitió el reportaje sobre un ciclopaseo realizado en Guayaquil, en el cual se protestó de forma pacífica por las pérdidas de ciclistas en las vías. Mientras en la pantalla de la TV podíamos ver las imágenes del evento, en donde se mostraron carteles con la leyenda “no más muertes, no más atropellos, nos esperan en casa, ni un ciclista más muerto”, muy suelto de huesos como acostumbra ser, el presentador de dicho espacio, Hugo Gavilánez manifestó: “Ayer se hizo un paseo, no sé, ahí en Urdesa, a mí no me molesta, pero creo que está mal, hay sitios a los que pueden acudir a hacer sus recorridos. Señores, qué pasa si hay una emergencia, comienzan a cerrar las intersecciones y los vehículos se amontonan. Si yo llevase un niño enfermo, yo le tiro encima el carro, si voy en una emergencia con mi hijo (…), lógico, de la desesperación (…). No hagan cosas irresponsables. Y la ATM, ahí (…) mándelos al Parque Samanes”. Clara muestra que de la abundancia del corazón habla la boca.

En las redes sociales es imperdonable este tipo de situaciones. En Twitter, por ejemplo, estallaron las críticas ante esta especie de incitación a la violencia en pleno espacio de franja horaria familiar e infantil. Los tuits menos feos aconsejaban que se le debía explicar a Hugo que si atropellaba a alguien sería detenido;  otros, indicaban que debería ir preso y hacer labor comunitaria en bicicleta; que debía poner el cerebro en funcionamiento antes que la lengua en movimiento, y ya se imaginarán lo que decía el resto. Pero las expresiones de rechazo no solo quedaron escritas por parte de los internautas, pues un grupo de grupo de ciclistas llegó la noche del pasado martes a la sede del canal a protestar y a hablar sobre el tema con los directivos del medio de comunicación.

Y como casi todo en esta vida genera una reacción luego de un sacudón, las disculpas finalmente llegaron dos días después de lo ocurrido, en el mismo espacio, dejando ver también el malestar de Gavilánez por el rechazo de la ciudadanía: El lunes, yo tuve un lapsus brutus, (…) quería decir, y lo hice como un supuesto, que si alguien estaba en una emergencia, seguramente podía aparecer alguien y le tiraba el carro encima a los ciclistas que estaban taponando la Víctor Emilio Estrada (…). Rectifico y me disculpo, porque tampoco es que he dicho que voy a matar ciclistas (…). Se han utilizado las redes para tratarme de criminal, de asesino, eso es canallada (…),  así como han venido anoche, a reclamar (al canal), bien pudieron hacerlo a través de un escrito (…), pero no tratar de destruir una carrera que me la he ganado a pulso (…), sirviendo a la comunidad”. 

Así como inicialmente condenó las duras palabras del presentador, el colectivo ‘Masa Crítica Guayaquil’, una organización que promueve la movilidad sostenible, después dio a conocer su agrado ante las disculpas presentadas, destacando la necesidad de que exista responsabilidad para dar información verificada y contrastada.

Sí, se vale rectificar, pero lo dicho, dicho está. La labor frente a un micrófono se hace con la sensatez necesaria para apartar nuestros demonios personales del trabajo que se ejerce hacia el público, pues al fin y al cabo, el encuadre que un día generan los medios sobre determinado tema, forma las opiniones del mañana en los receptores de la información. Además, es necesario ser sensibles con el dolor ajeno, lapsus brutus o no, ¿qué tipo de sensación puede provocar este tipo de comentarios odiadores en aquellas familias que en los últimos días perdieron a sus seres queridos yendo a bordo de sus bicicletas? 

Por último, el uso de la bicicleta no se limita a lo deportivo o recreativo, se trata de un medio de transporte que es económico y ecoamigable; los conductores de automotores no son los dueños de la calle.

 Si van en bici, les deseo que no se encuentren a ningún intolerante en el camino. 

Jenniffer Rodríguez 

Mientras la gente (periodistas, autoridades, civiles) sigan viendo la bicicleta como un molestoso capricho deportivo y no un medio de transporte para varios fines todos seguiremos perdiendo (ciudadanos, medio ambiente, economía…)

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *