• Dom. Nov 29th, 2020

Memorias de Octubre 2019: Estoy decidido o Lo que puedo hacer en un Estado de Excepción

PorSebastián Vera

Oct 6, 2020

Memoria del día 6 de octubre de 2019, a 4 días de las movilizaciones contra el Decreto 883.

Cojudos. ¡¿Creen en serio que un grupo de zánganos me van a sacar del poder?! ¡¿Qué se les pasó por alto lo que puedo hacer en un Estado de Excepción?! ¡La Policía Nacional y las Fuerzas Armadas pueden hacer lo que yo mande! ¡Lo que sea que yo disponga! Ellos están prestos, a “ejecutar las acciones necesarias para mantener el orden (mi mandato) y prevenir acontecimientos de violencia (lo que ustedes, bárbaros, provocan)”.

Si se los encuentra en grupitos por las calles, ¡los jodo! “La suspensión del derecho a la libertad de asociación y reunión de las personas a nivel NACIONAL consiste en limitar la conformación de aglomeraciones en espacios públicos durante las 24 horas del día”, es decir, ¡EL PARO ES INCONSTITUCIONAL PORQUE ASÍ LO DISPUSE!

Los indígenas que se movilizan, también atentan contra el Estado de Excepción. He limitado “el derecho a la libertad de tránsito en TODO EL TERRITORIO NACIONAL”. Sus derechos: SON MÍOS. Su libertad: ES MÍA. El decreto dura sesenta días porque sé lo molestosos y agresivos que son.

Puedo hacer uso de los fondos públicos para reforzar a la Defensa Armada si es que deseo, o usarlos como se me pegue la gana (salud y educación no cuentan, pero, ¿cuándo han importado?); puedo trasladar la sede de gobierno donde quiera que yo mande, así que si ya me quieren derrocar, me regreso a Guayaquil o donde me plazca.

YO DISPONGO LA CENSURA PREVIA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: ellos me obedecen a mi con estricta relación a los motivos de estado de excepción y de seguridad del Estado. Si yo digo, la movilidad se normalizó, así se debe de decir; si digo que no existe alza de precios, se dice; si digo que los violentos son los estudiantes, los indígenas, el pueblo, es porque así es. La libertad de información es MÍA. Los “medios oficiales” están a mi mando y todos hacen lo que YO desee para su bien, necios.

Están solos: ni la Iglesia, ni la Asamblea, ni los empresarios, ni los banqueros, ninguno de los grandes grupos de poder están con ustedes. Estoy decidido a no dar mi brazo a torcer. Estoy decidido a derramar la sangre que sea necesaria por esta democracia. Estoy decidido a hacer lo que me plazca. Todo sea por educarlos, chusma bárbara.

Por Sebastián Vera

En mis redes: @sebis_vera

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *