• Dom. Nov 29th, 2020

Protestas de octubre ¿Qué nos dejó?

PorChristian Rumipulla

Oct 6, 2020

El presidente Lenín Moreno había anunciado que el 1 de octubre iba a dar algunas medidas económicas, para que le llegue el préstamo por parte del Fondo Satánico Internacional de $4,200 millones de dólares. Por lo cual, se anuncia la ley económica de austeridad que en sus puntos principales están: 1. contribución especial de las empresas que tengan un ingreso mayor a los $10 millones de dólares; 2. ajuste al sector público reduciendo los salarios hasta un 20% de contratos temporales, una reducción de vacaciones de 30 días a 15 días; y, por último, lo que causó las protestas de octubre fue la eliminación de los subsidios a los combustibles. Por lo tanto, cuando se implementó esta medida el precio de la gasolina, diésel y otros derivados, se dispararon hacia las nubes, además, alimentos y gas. Como era de esperarse el Fondo Satánico Mundial aplaude que se implementaron estas medidas económicas por el gobierno nefasto de Lenín Moreno.

¿Qué pasó después de esto?

Inmediatamente el país se levanta después de varios años, gremios como la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE), Sindicato de Choferes, los Indígenas, Frente Unitario de Trabajadores (FUT), entre otras organizaciones lideran las protestas, hay que recalcar algo estos movimientos renacieron nuevamente después de que el expresidente Rafael Correa disolviera algunos de ellos.

Ya desde el miércoles 2 de octubre en la tarde algunos grupos sociales se concentraron en las gobernaciones de su ciudad para protestar por el implemento de estas medidas, se podía ver que esta vez solo nos tocaba luchar tanto contra militares y policías. El jueves 3 de octubre se calientan las calles y todos salen a protestar. Los agentes de las fuerzas de seguridad ecuatorianas emplearon excesivamente la fuerza contra manifestantes y periodistas al arrojar, por ejemplo, cartuchos de gases lacrimógenos desde muy corta distancia apuntando en forma directa a las personas, y golpear ferozmente y detener arbitrariamente a manifestantes.

Por otra parte, La TV, diarios y otros medios que eran afines hacia el gobierno no hacían eco de las protestas, en vez de mostrar lo que sucedía en el país, mostraban programas que no importaban en el momento. Sin embargo, los medios de noticias digitales, televisión internacional, redes sociales, entre otros, mostraban lo que sucedía en el país protestas de todos los sectores sociales y la fuerza pública atacando a diestra y siniestra a los protestantes. Se puede ver en un vídeo que la policía disparó directamente a un joven en Quito que tenía como escudo un cartón.

Por otro lado, hay que reconocer el papel importante de los indígenas, a pesar de muchos que digan que representan la minoría étnica del país, ellos hicieron temblar a los políticos corruptos y a la fuerza pública. Hay que recalcar que, en estos momentos, los precios de los alimentos y gas doméstico se dispararon a la nube; y empezaban a escasear en las ciudades. Sin embargo, el presidente sin otra salida traslada su gobierno y gabinete a la perla del Pacífico Guayaquil.

Los indígenas no tuvieron miedo y caminaron hacia Guayaquil para tumbar el gobierno de Lenín Moreno, no obstante, la alcaldesa de la ciudad Cynthia Viteri con ayuda del Ministro de Gobierno María Paula Romo y del Ministro de Defensa Oswaldo Jarrín desplegaron tanques alrededor del puente que comunica con la ciudad. Sin embargo, uno de los puntos negativos fue que algunos ciudadanos empezaron a saquear algunas empresas y comercios.

Otro de los momentos importantes es que la policía ataca con bombas lacrimógenas a la Universidad Salesiana sede Quito que servía como albergue a los indígenas que habían llegado a la ciudad para las protestas. Además, tanto militares y policías se infiltran en las protestas para capturar algunos y por otra parte atacar a edificios gubernamentales, todo esto para culpar a los protestantes, personalmente esto parecía la Operación Colombo que fue implementado en la época de las dictaduras del Cono Sur.

No faltaba las personas que defendían el patrimonio, quejándose de que se está destruyendo su ciudad, entre ellos el alcalde de Cuenca Pedro Palacios. Así mismo, nacieron nuevos líderes sociales entre ellos, Leonardo Iza y Jaime Vargas. También, se notó que el gobierno tenía apoyo de la cúpula militar y policial, esto se vio en una cadena nacional acompañado de las diferentes fuerzas de defensa, dejando un mensaje claro que era imposible llegar hasta a él. Igualmente, se notó que estamos gobernados por un presidente que no tenía idea del puesto que ocupaba.

El 13 de octubre llegó el final de las protestas, mediante una reunión de los principales líderes indígenas y el gobierno, con intermedio de la La Conferencia Episcopal Ecuatoriana y el Sistema de Naciones Unidas en Ecuador, en donde se llegó a un acuerdo de que se iba a derogar esa ley de austeridad económica que afectaba al sector popular.

¿Qué vino después?

Queda claro mediante el diálogo del 13 de octubre y la cadena nacional del 8 de octubre, que el presidente y su gabinete de estado no querían dar su brazo a torcer, no obstante, el pueblo ecuatoriano hubiera protestado hasta tumbar a ese gobierno.

Esto inspiró a varios países de la región a levantarse contra los pésimos gobiernos, entre ellos; En Bolivia, por ejemplo, la mecha se encendió un supuesto intento de fraude electoral que terminó provocando la renuncia del presidente Evo Morales en medio de denuncias de golpe de Estado. Mientras que, en Chile, fue el aumento de la tarifa del metro lo que originalmente sacó a la gente a protestar en las calles.

Haití, donde hubo una mezcla de acusaciones de corrupción y medidas impopulares está detrás de la exigencia de un cambio de gobierno, muy similar a las que desde hace varios años se están haciendo oír en Venezuela y Nicaragua.

Queda claro que el país se levantó de un sueño letargo y empezó a darse cuenta que este gobierno estaba a favor de los banqueros y empresarios grandes. Además, que grupos sociales que fueron desarmados por el expresidente Correa empezaron a renacer y el país perdió el miedo y salió a protestar, algo que no se veía durante mucho tiempo. Así mismo, se dejaron vidas en las calles que son recordadas hasta ahora, por otra parte, los principales cabecillas de lo que estaba sucediendo en el país que son Romo, Jarrín y Moreno, no pasaron cuentas ya que la justicia estaba controlada por ellos. Además, líderes políticos cayeron y se dieron cuenta que no son lo que pintaban, como el abogado Jaime Nebot, quien con una sola frase rompió sus posibilidades de llegar a la presidencia. 

Me despido Pol.

Mis redes son:

Twitter: @crissrumi

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *