• Lun. Nov 23rd, 2020

La Agonía del Rock, adiós a Eddie Van Halen

PorSebastián Vera

Oct 7, 2020

Durante su adolescencia, Johnny Depp solo aspiraba a ser como su héroe de la guitarra. Adaptó su look, particularmente su cabello, y trató de, en algo, poder emular su virtuosismo con su banda The Kids. Tarea imposible. Ni por el cabello, ni por su atractivo, ni por su carisma: Depp jamás podría igualar al gran Eddie Van Halen. Uno de los más grandes guitarristas de la historia partió de nuestro mundo el mismo día que Ginger Baker (afamado baterista del supergrupo Cream y amigo de juerga de Fela Kuti) y, al igual que su colega rockero, deja un vacío gigante, irremplazable, no solo en el rock sino en la música.

Muchos tuvimos un primer acercamiento a Eddie Van Halen con grandes éxitos como Jump, Panama, Hot For Teacher, Eruption…pero no fue hasta escuchar la canción Beat It de Michael Jackson que realmente conocimos el genio de Eddie Van Halen. Aquel solo de guitarra que daba la señal para iniciar la batalla de pandillas fue la presentación de una revolución sónica, cortesía de la legendaria guitarra Frankenstrat de Eddie.

A él se le reserva un lugar en el panteón de grandes leyendas de la guitarra y del rock como Jimi Hendrix, B.B. King o Stevie Ray Vaughan. Una de sus obras maestras, Eruption, ocupa la segunda posición entre los más grandes solos de guitarra de la historia. Eddie fue un innovador que buscaba magia entre sus dedos y seis cuerdas para explotar las mentes con su sonido volcánico. Si Bach, Beethoven y Mozart estuvieran vivos en nuestra época, sin lugar a dudas alabarían el tapping, las distorsiones y las intrincadas escalas creadas por el neerlandés-estadounidense.

La noticia de la muerte de Eddie fue confirmada el día de ayer por su hijo Wolfgang a través de su cuenta oficial en Instagram: “No puedo creer que tenga que escribir esto, pero mi padre, Edward Lodewijk Van Halen, ha perdido su larga y ardua batalla contra el cáncer esta mañana”. Con su muerte, se afirma lo dicho por John Frusciante, guitarrista de Red Hot Chili Peppers, durante una entrevista para el podcast RA Exchange: El rock está muriendo y está dando su último suspiro. Las grandes leyendas del rock, durante la última década, se han despedido progresivamente de este mundo: Lemmy Kilmister, David Bowie, Prince…Con ellos, la supuesta inmortalidad del rock ha quedado en duda, y el dolor por sus muertes lo confirma, mucho más ahora con la partida de Eddie.

Por Sebastián Vera

En mis redes: @sebis_vera

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *