• Sáb. Nov 28th, 2020

Col-eu-ra o los ismos naturalizados

PorSebastián Vera

Oct 12, 2020

“¡Quiero un papá blanco!” lloraba mi primo

Luego de que en la escuela le explicaran

Que lo blanco es bueno y lo negro malo.

“¿Me pasas el color piel?” me decía mi amiga

Cuando niños pensábamos

Que el durazno norma cubría el espectro de todas las pieles.

“¡Longo, indio, placero, negro, cholo, bruto!” gritaba fúrica una pituca vieja

A un limpiaparabrisas venezolano

Por atreverse a ensuciar su puta vanidad sobre ruedas.

“Apestas a indio” le escuché decir a una mamá

Mientras caminaba con su hijo pequeño

Luego de bajarse de un alimentador del Trole.

“Deben hablar con propiedad y no arrastrar la R ni la doble L” nos dijo el vicerrector de mi colegio

Durante el “Minuto Cívico” de la formación mañanera

Porque el Himno Nacional no debe mancillarse con dicción bastarda.

“Deja, deja, Rosita, que vos no sabes hacer nada” le dijo otra pituca puta a la veci de la tienda

Según ella porque, a pesar de la pobreza, el orden y las buenas costumbres

Deben primar sobre lo indio, lo popular, lo cholo, el mal gusto.

“Tu abuelito era un racista de peso” me dijo mi tía

Según él, disque para “mejorar la raza”

Nada de casarse con negros, cholos o indios.

“Debieron colonizarnos los ingleses” le escuché a una amiga

Cuando afirmaba que no existía mejor mundo nuevo que el europeo

Porque el Nuevo Mundo Americano solo era una vil copia.

“Agüita de arroz o cáscaras de banana para quitarse lo negro” escuché en el bus

Supuestamente porque la piel oscura

No es más que sinónimo de pobreza, peligro y así nadie te va a querer, peor contratar para un trabajo.

“Negros de mierda, solo sirven para jugar fútbol” escuché en un bar

A un blanqueado hincha de la estupidez

Mientras bebía Pilsener, orgullosamente ecuatoriano.

“Octubre Nunca Más” le escucho decir a mi feminista e izquierdista Ministra de Gobierno

Que como buena ganadora

Sabrá escribir la real historia a costa de los perdedores.

“En Guayaquil (…) un monito de cinco años ya se ha comprado una cola, unos vasos

Y está vendiendo en una esquina, gaseosas” dijo el Presidente Cuántico

Alabando el regionalismo, la pobreza, y a los niños.

Hoy por hoy la historia se defiende por estatuas

Se lucha por paredes

Y se justifica por la razón benigna

De la malicia de la ignorancia.

La piel es solo otro horizonte más de historia y tiempo.

Por Sebastián Vera

En mis redes: @sebis_vera

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *