• Sáb. Nov 28th, 2020

Avarito: el porqué de su fortuna

PorSebastián Vera

Nov 12, 2020

1. 1994

El hombre más rico del Ecuador está muerto. Lo fulminó un paro cardíaco a los 78 años. Sus ingresos, según los economistas, representan el 5% del producto interno bruto del Ecuador, además de tener un gran poder político. “Si Lucho quería que se aprobara una ley, se aprobaba” dice Samuel Gordon, ex presidente del directorio de la ahora conocida como Del Monte Fresh Produce Co. Todos se preguntan, luego de la muerte de Noboa, ¿quién ocupará su lugar? Mercedes Santiestevan de Noboa, segunda esposa del magnate, controla una gran parte de la Corporación Noboa y sus empresas, y las maneja dividiendo su estadía entre su penthouse en Guayaquil y su departamento en Park Avenue, Nueva York…pero llama la atención Álvaro, hijo del primer compromiso de Noboa. 

Con 45 años, Álvaro Noboa es el único de sus hermanos, según varios ejecutivos guayaquileños, que se encuentra interesado en dominar completamente el imperio Noboa. Administra importantes participaciones en las empresas de su fallecido padre (un molino de harina, una fábrica de chocolates y una exportadora de café) luego de que su madre, Isabel Pontón, las recibiera como parte de su acuerdo de divorcio. Ahora, Álvaro Noboa ha iniciado procesos legales para obtener el control del resto del patrimonio que podría no estar en Ecuador. Según una declaración jurada de Luis Noboa, varias de sus propiedades incluyen bancos en Miami, las Bahamas y Nassau, además de grandes depósitos en efectivo y una flota naviera. Al parecer, muchas de estas propiedades no se encuentran en su testamento. 

Luis Noboa, en su testamento, repartió su fortuna de la siguiente manera: 48% de sus bienes a su segunda esposa; 46% a los seis hijos que tuvo con Isabel Pontón, su primera esposa; y 4% a un fideicomiso que deberá ser manejado por su viuda y, luego de la muerte de esta, entregado a sus hijas Isabel, María Elena y a su nieto Luis.

2.1995

Desde Guayaquil, Álvaro Noboa ha presentado un sin número de acciones legales que han frenado la lectura pública del testamento de su padre por casi un año y medio. Mercedes Santiestevan cuenta entre sus aliados con dos de las hijas del primer matrimonio de Noboa, además del presidente de la Corporación Noboa e hijastro político, Isidro Romero Carbo, también presidente del Barcelona Sporting Club. Los runrunes cuentan que compró un título nobiliario español que lo acredita como Marqués de las Rosas. Las compañías de Noboa, según el director ejecutivo del Banco de Guayaquil, Guillermo Lasso, estarían valoradas en $2.000 millones con una deuda de $150 millones. Álvaro Noboa está dispuesto a recuperar hasta el último centavo de la que él dice ser “la mayor fortuna del Ecuador y una de las más grandes de América Latina”.

Según una publicación del Wall Street Journal escrita por José de Córdova, tres matones colombianos entraron violentamente al Consulado Ecuatoriano en Nueva York, robaron el reloj del primer secretario del Consulado, encerraron a un diplomático en un closet y registraron el lugar antes de que se diera lectura del testamento de Luis Noboa, pero el mismo se encontraba en poder de otro diplomático. Isidro Romero refutó las aseveraciones del periodista y del periódico: “Creo que este reportero cubano sin conocer nuestro país, a nuestra organización y a nadie, fue informado por terceras personas y manipulado por aquellas. Es lamentable decirlo, pero este individuo fue agasajado por la revista La Verdad de Álvaro Noboa. La foto de este periodista aparece en una de sus páginas. Esa es una grave irresponsabilidad jugar contra los intereses de un país y soy consciente de lo que voy a decir”.

El testamento queda firmado en Nueva York y debe ser abierto en Ecuador. Misteriosamente, el sobre que contenía el testamento fue rasgado y nunca pudo ser abierto oficialmente. Álvaro Noboa impugnó y pidió la nulidad del testamento debido a esto.

3. 1996 

Abdalá Bucaram es Presidente del Ecuador, y una lista de variopintas personalidades conforman su gabinete gubernamental. Entre los más llamativos se encuentran: Frank Vargas Pazzos, ex candidato presidencial, como Ministro de Gobierno; Alfredo Adúm, ex prefecto de Guayas, ahora Ministro de Energía y Minas; Fernando Artieda, poeta y periodista, designado Secretario de Comunicación; Jaime Galarza, poeta y periodista autor del libro “¿Quiénes mataron a Roldós?”, funge de Ministro de Medio Ambiente; y Álvaro Noboa, amigo del presidente por más de 15 años y dueño del Banco del Litoral, es Presidente de la Junta Monetaria del Ecuador. El equipo económico del Presidente Bucaram incluye a personajes como Domingo Cavallo, asesor externo y Ministro de Economía de Argentina; David Goldbaum, presidente de la Corporación Financiera Nacional y dueño del Banco Territorial; y Roberto Isaías, dueño de Filanbanco y asesor económico de Bucaram (Filanbanco y Banco del Litoral financiaron en parte el CD “Un Loco Que Ama”, álbum musical del presidente ecuatoriano). 

Durante los primeros meses del bucaramato se intervienejudicialmente a la Bananera Noboa, administrada por Mercedes Santiestevan. Esta orden es ejecutada por el Intendente de Compañías, Rodolfo Baquerizo Blum. A esto también se suma la expropiación de una gigantesca hacienda en la vía a Samborondón, perteneciente a la familia Santiestevan, con el fin de convertirla en un parque público. Enrique Ponce, presidente de la Bananera Noboa, denunció que el Presidente de la Junta Monetaria está utilizando “todos los elementos a su alcance para apoderarse de la Corporación”. Ponce plantea un juicio penal y político contra el Superintendente de Compañías, Oswaldo Lucero, por lo que él califica como una acción “arbitraria” y que “responde a intereses políticos”. El proceso será apoyado por congresistas del Partido Social Cristiano. “Algún día seré el emperador de las tres (Corporación Noboa, Grupo Noboa y Grupo Álvaro Noboa). La influencia de Álvaro Noboa en el Gobierno de Ecuador se hará sentir en esta batalla judicial con el paso del tiempo” asegura Álvaro Noboa.

Debido a estas acciones, la viuda de Luis Noboa toma la decisión de vender las acciones de 115 empresas del emporio Noboa en $300 millones, las cuales se pagarían en un plazo de 10 años (según la periodista Patricia Estupiñan, esta deuda fue cancelada por Álvaro Noboa en noviembre de 2001).

4. El nuevo milenio

$20 millones de dólares después (catalogada por la revista Forbes como uno de los pleitos legales familiares más costosos de la historia), Álvaro Noboa se convierte en el dueño absoluto de Grupo Noboa. “Sí quería en un momento dado tener un poder, tal vez más poder que los otros hermanos, y lo consiguió” dijo Isabel Noboa, hermana de Álvaro. Según el documental “Álvaro Noboa”, producido por Ecuavisa en el año 2006 durante la tercera campaña presidencial de Noboa, un acuerdo solo fue posible por la mediación de León Febres Cordero. Según el ex presidente, Noboa perjudicó a sus hermanos. “Yo dividí la fortuna de ellos” diría en una entrevista.

La pelea entre hermanos finalizaría en los tribunales de Londres en el año 2002. Álvaro Noboa fue absuelto de una acusación de fraude presentada por sus hermanas María Elena e Isabel quienes aseguraron fueron engañadas por su hermano para suscribir acuerdos que le dieron el control de la herencia de su padre. Las hermanas, por veredicto del juez, pagaron los costos legales de la defensa de su hermano y del holding Fruit ShippersLtd.: 10,8 millones de dólares. Noboa adquirió la mayor parte de su fortuna por méritos propios, según su autobiografía…y vaya si fue por méritos propios.

Por Sebastián Vera

En mis redes: @sebis_vera

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *