fbpx
  • Sáb. Sep 25th, 2021

¡Hasta siempre Sabella!

PorGeo Reyes

Dic 9, 2020

Y mientras el mundo entero aun llora la partida del D10S Argentino, Diego Armando Maradona, este martes se anunció que Alejandro Sabella, quien fuera entrenador de la celeste y blanco Argentina, que quedó Subcampeona en el Mundial del 2014, murió.

Sabella, ex-jugador de River Plate, Estudiantes de la plata y el fútbol inglés. Como técnico llevó al equipo de Estudiantes a ganar la Copa Libertadores. Y a su querida Selección Argentina, a la final del Mundial 2014.

Y se nos fue ‘Pachorra’ como se le apodaba en Argentina, se encontraba internado desde el 25 de noviembre en el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires a causa de una arritmia y una bacteria complicó su cuadro.

Alejandro Sabella era una de las personas más queridas en el mundo del fútbol. Perfil bajo, respeto hacia los rivales y mucha capacidad, tanto como futbolista como entrenador.  Sus primeros pininos los dio en River, por la década del 70, donde tuvo por delante a una figura como el Beto Alonso. Jugaban en la misma posición, pero cada vez que ‘Pachorra’ debía reemplazar al Beto lo hacía en un gran nivel.

Tras un paso por Inglaterra de tres años, Estudiantes lo vio en todo su esplendor, cuando en 1981 se sumó al equipo de Carlos Salvador Bilardo, con quien ganaría dos títulos: Metropolitano de 1982 y Nacional de 1983.

Sabella había comenzado su carrera de D.T., acompañando como ayudante de campo a Daniel Alberto Pasarella, con quien hizo un largo curso de postgrado en la Selección Argentina, la Selección de Uruguay, River Plate, Corinthians, Monterrey y Parma.  Luego se estrenó como DT en 2009, dirigiendo a Estudiantes de La Plata, con el cual obtuvo el título de la Libertadores.

En el año 2010, estuvo por Ecuador, jugando la Re-copa sudamericana contra liga de Quito.

Sabella demostró ser un gran estratega; un DT que además de trabajar en la semana con sus jugadores, estudiaba mucho cada movimiento del rival.

Con la Selección de Argentina, fue cambiando de estilo y de esquema. Se vio en el Mundial de 2014, donde arrancó con un estilo muy ofensivo y terminó armando un equipo más sólido atrás. Así, llegó a la final, que perdió en tiempo suplementario ante Alemania, mostrando por momentos superioridad ante un rival que llegaba de golear a Brasil, el local.

Llegó el tiempo de decirle adiós a la Selección, aunque los jugadores lo querían en el banco. Había formado una linda relación con los futbolistas, y había dejado a la Argentina cerca de su tercera Copa del Mundo.

El descanso que necesitaba se hizo obligado más tarde, cuando comenzaron los problemas de salud.

Hoy, todo el mundo del fútbol lamenta su pérdida.

Sígueme en mis redes sociales, para comentar mis notas:

Twitter: @rey_geo

Facebook: Geovanny Reyes

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *