fbpx
  • Mar. May 18th, 2021

De insomnio y Dantes

PorSebastián Vera

Feb 3, 2021

Durante esta mal llamada nueva normalidad, como efecto inmediato, he sufrido de insomnio. A partir de las 22h00 comienza otro reloj: el de las ideas en círculos a causa del desempleo y la falta de dinero; del estrés de las deudas; y de la incertidumbre de un futuro antológico, lleno de políticas basuras de antaño, promesas ufanas de propaganda plástica  y sonrisita de brazos cruzados con mangas alzadas para mostrarse más producido, menos empático, más utilitario para beneficios personales que nacionales. Entre casos de corrupción, ineptitud y malicia gubernamental, justicia sobornada a gusto de capos ocultos y sanguijuelas políticas, las noches se presentan como una ventana del inconsciente para imaginar escenarios irreales, de venganza a lo Tarantino y justicia poética.

Un sonero y un poeta entraron de golpe por la madrugada: Frankie Dante y Dante Alighieri. El primero y su “Ciencia Política” y el segundo con su “Divina Comedia”. “Hay que cambiar el sistema, el público lo demanda” me decía Frankie, a lo que el florentino se sumaba con una de sus máximas: “Los lugares más calientes del Infierno están reservados para aquellos que, en tiempos de gran crisis moral, mantienen su neutralidad”. De ese encuentro imaginario (o no), se escribió lo siguiente de la inspiración de dos Dantes.

Dos Dantes ( Las Pentaleyes)

Si yo fuera presidente, los taxes se bajarían

Ese dinero se usara para el bien de la comunidad

Presidente Dante

  1. A las entradas de Carondelet y de la Asamblea, en edificios gubernamentales y estatales, como en las Puertas del Infierno, marcado en hierro debe leerse: “Abandonen aquí toda Esperanza”. Puesto que aquellos son los lugares donde se ha “perdido el bien de la inteligencia”, glorificando la ignorancia, la hipocresía, el oportunismo y el egoísmo.
  2. De llegar al poder y querer eliminarnos, crucificarnos y echarnos encima los perros, serán castigados con la Ley del Contrapaso, por analogía o antítesis, por lo que las prisiones y cárceles serán reconstruidas a manera de conos invertidos para así identificar, por espacios físicos, el grado de la maldad de las personas.
  3. ¡Queremos PAZ! Y para hacer esto efectivo, la justicia tendrá como jueces a quienes el Hades/cárcel deberá ser administrado con firmeza y equilibrio. A la manera de Minos, Éaco y Radamantis, los jueces de justicia no podrán corromper sus decisiones con dinero o favores políticos so pena de muerte.
  4. El mundo nos ofrece tantas maravillas, por lo que estas deberán ser administradas -en lo estatal, público, privado y gubernamental- por personas cuyas virtudes excedan las expectativas del Pueblo. De faltar a la voluntad del Pueblo a través de incontinencia, violencia o fraude, tendrán castigos similares a los del Octavo Círculo del Infierno.
  5. Queremos cambiar el sistema, removiendo a todos los payasos; si los políticos no cambian, la destrucción vendrá muy pronto. De traicionar al Pueblo y a sus intereses, por su impotencia, arrogancia y odio, como en el Noveno Círculo, ocuparán en las cárceles los lugares más pequeños y fríos, masticando entre dientes la maldad de su estupidez.

Por Sebastián Vera

En mis redes: @sebis_vera

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *