fbpx
  • Mar. Dic 7th, 2021

El amor a través del tiempo

PorChristian Rumipulla

Feb 11, 2021

Paraguas rojo de Daniel Del Orfano

Es hielo abrasador, es fuego helado,

es herida que duele y no se siente,

es un soñado bien, un mal presente,

es un breve descanso muy cansado.

Francisco de Quevedo

Muchas veces nos preguntamos, qué significa amar o qué es el amor. Sin embargo, hemos tenido varias concepciones o respuestas a lo largo del tiempo, estás siempre van condicionadas al contexto que se pregunta. Concretamente, si preguntamos ahora, muchos nos dirán que es un sentimiento único, bello, mágico y especial entre dos personas o que sientes por tu pareja, el amor puedes sentir por tus padres. Estás respuestas actuales como siempre están condicionadas por la TV, el internet y todo lo que nos rodea.

Pero el amor no es igual en todas las culturas, en concreto, en el libro “Quiero escribir esta noche una carta de amor” de Ángeles Caso ella indica que “un indígena shuar, en su lengua no existe esa palabra.” Esto quiere decir que ¿ellos no aman? La respuesta es no, ellos tienen una concepción diferente de sentimiento. Ya que, el amor no ha sido siempre lo mismo, porque las costumbres, la cultura y el tiempo, han matizado y han hecho que su rostro varíe de acuerdo al contexto que se desarrolle.

La idea de amor empieza a surgir desde la antigüedad, en particular, el primer filósofo que utilizó este término fue Empédocles, quien lo consideraba como una lucha de principios de unión y separación de elementos del universo. Otro de los filósofos que habla de este tema es Platón que aclara que puede haber tres clases de amor: el del cuerpo, el del alma y la mezcla de los dos.  También plantea que el amor siempre es algo, que puede fluctuar entre el tener y no tener.

Para el cristianismo el amor adquiere una singular importancia. San Clemente, por ejemplo, de la Escuela de Alejandría parece haber reducido a lo divino, todo ser y la perfección al amor. Recorriendo un poco más el tiempo, Spinoza tenía la idea de que el hombre ama porque esto le causa alegría, pero está dicha alegría viene con un estímulo externo, lo que hace es querer más del otro que de uno mismo.

Otro autor que describe el amor es Arthur Schopenhauer, quien en su libro “El amor, las mujeres y la muerte”, nos dice que es imposible no concebir a este como un sentimiento extraño o un capricho de la naturaleza humana, así mismo que artistas, poetas no se cansen de pintarlos o la humanidad de acogerlo. Además, el mismo autor asume que “la vida oscila, pues, como un péndulo entre el sufrimiento y el tedio.” Otro autor que difiere mucho con Schopenhauer, es Bertrand Russell que piensa que el amor es la felicidad y esta se consigue saliendo de uno mismo, abandonando el ego y siendo solidario con los demás.

Bertrand Russell piensa sólo cuando se sale de sí mismo y la preocupación se centra en los otros es cuando se comienza a entender que es el amor. Por el contrario, para Ortega y Gasset el amor hacia alguien nace de lo más profundo de la personalidad, también, es la preferencia más íntima y arcana del carácter individual. Igualmente menciona que la belleza que atrae es rara que coincida con la belleza que enamora, porque no suele transformarse en interés verdadero y amoroso entusiasmo; se la puede admirar, pero no se la ama.

Ya en el siglo XX, Freud considera que el amor es el instinto de la vida, que conserva las pulsaciones sexuales y se opone al instinto de muerte. No obstante, para Hannah Arendt indica que es superar los errores que se cometen. Al mismo tiempo, el ser humano tiene o suele amar de dos formas: Anhelando, que es el sentimiento de carencia a algo y que deseamos rellenar. Lo cual lleva a esto a idealizar a nuestra pareja; Recordando o como memoria, que nos lleva a buscar hasta el origen de todo. Para Arendt la forma de amar correctamente pasará por la reconfiguración de estas formas de esta hasta que seamos conscientes de que no solo está el amante y el amado

Para Sartre, el amor es una manera de ser de la conciencia, una función idealizante, irracional, que forma parte de lo mágico. “el otro, con su mirada, nos define, nos cosifica, nos quita la libertad; y el entendimiento humano es imposible”. Ya para la posmodernidad (actualmente), el amor es considerado como un acto de validación con el otro. Según Eva Illouz “nosotros crecemos con estereotipos que nos forman una idea de amor, haciéndolo un concepto meramente de imagen y aceptación para los demás, en el que no reconocemos el amor propio y sólo aceptamos el de los demás a forma de condición.”

Al final, cada quién construye su idea de qué es amor, podemos tener varios conceptos desde diferentes ramas, por contraste, la filosofía, la historia o la psicología, pero uno puede formarse con un concepto claro y sencillo. Además, dar una definición única, no es posible ya que este abarca una complejidad que involucra: la ciencia, la religión y la filosofía de la vida. Así mismo, como dijo Michel Foucault “la cultura es la pecera de la humanidad.” Es el lugar en donde desarrollamos ideas o significados de acuerdo al contexto en el que nos criamos como seres humanos.

Me despido Pol

Mis redes:

Twitter: @crissrumi

Instagram: @christian_rumipulla

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *