fbpx
  • Mar. Ago 3rd, 2021

Sobre las élites ecuatorianas

PorSebastián Vera

Mar 29, 2021

El 27 de marzo de 2021, en el Hotel Hilton Colón de la ciudad de Guayaquil, se celebró la fiesta de graduación de los alumnos del Colegio Alemán Humboldt (para 2019 ubicado como el 15avo mejor colegio de la provincia del Guayas según Revista Vistazo), evento en el que el Concejal de Guayaquil por el Distrito 3 y presentador deportivo, Andrés Guschmer, fue maestro de ceremonias.

No habría importado su celebración ni las más de 200 personas que asistieron de no encontrarnos en una situación agravante como la de la pandemia del COVID-19, en la que, particularmente en la ciudad de Guayaquil, ya se encuentran circulando las variantes inglesas y neoyorkinas del SARS-Cov-2 que son aún más contagiosas y letales que la normal, con salas UCI y de hospitalización al 100% y 70% de su capacidad respectivamente, a punto de mermar el stock de fármacos sedantes para pacientes que requieren ventilación mecánica y con un repunte de muertes e inhumaciones.

¿Podemos considerar este evento, así como las vacunaciones en el Club Rotario de Guayaquil y de personalidades como Rodrigo Paz, Rocío de Moreno, Walter Mera Ortíz, Oswaldo Jarrín, Luis G. Rosero, Diego Oquendo, Osvaldo Hurtado, Pablo Better, entre otros personajes influyentes y que ostentan el poder económico y político del Ecuador, expresiones de las élites ecuatorianas en su afán de mantener su control, reproducción y permanencia material y simbólica? La respuesta es un categórico sí; pero, ¿a qué llamamos y denominamos como élites?

Son un grupo reducido de personas, caracterizado por ubicarse en la cima de la jerarquía social debido a factores económicos, de prestigio y políticos, quienes ejercen su poder a través del control de las instituciones (educativas, culturales, estatales, políticas, sociales…), recursos y estrategias que aseguran su permanencia en la cúspide y su lugar de privilegio por sobre las demás personas.

Debe quedar claro que, por vía dictatorial (autocracia) o democrática: una minoría siempre es la que gobierna, y esta, a su vez, transformada en oligarquía debido a la influencia de las élites quienes, se configura como grupo de presión del poder político. Muy a pesar de que el mandatario de turno quiera guiarse por la voluntad popular, olvidando sus ideales, vuelve al conservadurismo la opción ideal para mantenerse en el poder a cualquier precio.

En el caso particular del Ecuador en el gobierno de Lenín Moreno, algunos ejemplos de esto lo son el tratado firmado con el FMI, las protestas de Octubre de 2019 y las designaciones de personas de élite en puestos gubernamentales como Eva García Fabre, Mauricio Pozo, Richard Martínez o Enrique Ponce de León. También podemos tomar en cuenta la “flexibilización” de las reformas laborales y la amnistía tributaria.  ¿Entra el plan de vacunación “imaginario” de los ex ministros de salud Juan Carlos Zevallos y Rodolfo Farfán entre las acciones de la élite por preservar sus vidas a costa del Pueblo? Indudablemente sí.

¿De qué problemas se ocupan las élites entonces? De aquellos que afecten sus intereses. Mucha razón tiene el Pueblo en decir que los gobiernos únicamente velan por los intereses de unos pocos, debido a que prácticamente secuestran el Estado a su conveniencia y así tomar todo el sistema político y, con esto, mantener las relaciones de poder entre las personas quienes solo ven como opción el ser “vivo” para que nadie le vea la “cara de cojudo”. ¿En qué se traduce esto? Corrupción en todos los ámbitos de la vida, a perpetuidad, ignorando por completo a la solidaridad y a la empatía como acciones motivadoras y transformadoras sociales.

¿Lo de las élites en el Ecuador es cosa de ahora? No. Vienen desde los procesos de conformación del país como república a mediados del siglo XIX, su Primera Constitución en 1830, la consolidación de la oligarquía agroexportadoras costeña y la burguesía industrial serrana luego traducida en clases dominantes minoritarias terratenientes, comercial y bancaria, grupos financieros y sus intereses transnacionales, además de varios actores políticos y sociales en alianza con la iglesia, los militares, la policía, la academia, los partidos laborales y políticos, y todos aquellos que buscan su bienestar a través de la burocracia.

En definitiva, ¿qué es la élite en el Ecuador? Es aquella minoría privilegiada que se impone sobre la mayoría a través de acciones o decisiones significativas y particulares que, disfrazadas de voluntad colectiva como estrategia, sirven para alcanzar un objetivo concreto sin importar los medios en que se pueda llegar al mismo. ¿Cómo saber que usted es de la élite? Si piensa como el tweet de Carlos Vera el 4 de marzo de 2021 a las 2:58 pm…probablemente lo sea…y quizás necesite dejar de alienarse tanto y reflexionar más en su historia, política y cultura.

Por Sebastián Vera

En mis redes: @sebis_vera

Compartir

Un comentario en «Sobre las élites ecuatorianas»
  1. WOW quedé impactado, es de las cosas que siempre he pensado pero me ha costado poner en palabras; quizás por la indignación, la impotencia, la ira ante tanta corrupción que como bien dice, empiezan con campañas disfrazadas de buenas intenciones.
    Quería saber si podría decirme, cuál es el tuit que puso Carlos Vera, para terminar de entender su mensaje por favor.
    Saludos Cordiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *