fbpx
  • Mar. May 18th, 2021

Rumbo a los Oscars 2021: Judas y el Mesías Negro

PorChristian Rumipulla

Abr 13, 2021

Después de venir de una película de thriller judicial, nos asentamos en un drama social ambientado en la misma época del Juicio de los 7. Además, en el mismo estado de Chicago.

Un 4 de diciembre de 1969, la policía de Chicago y el FBI interrumpen en el departamento del líder de los Panteras Negras de Illinois y asesinó a Fred Hampton, mientras descansaba en su habitación con su esposa. Varios militantes que acompañaban a Hampton fueron ferozmente asesinados en una balacera que abrió la policía. William “Bill” O’Neal, quien se desempeñaba como Jefe de Seguridad de los Panteras, pero era además un informante del FBI, había sedado a la víctima y dado todos los detalles del lugar para el sangriento operativo.

Para muchos afroamericanos, el asesinato de Hampton fue una clara muestra de que se tenía un gobierno racista dispuesto a usar la violencia para reprimirlos, generando un ambiente de desconfianza hacia la policía de Chicago y las autoridades federales que duró por años.

Judas y el Mesías Negro (Judas and the Black Messiah), nos muestra cómo se llegó a ese momento. Además, como Hampton (interpretado por Daniel Kaluuya) y O´Neal (interpretado por Lakeith Stanfield) se llegaron a conocer. La película en sí nos muestra la situación política que vivió Chicago a fines de los años 60. Por otra parte, también se explica porque el mandamás del FBI Edgar Hoover (interpretado por Martin Sheen) y su agente Roy Mitchell (interpretado por Jesse Piemons) quieren desbaratar la creciente popularidad de Hampton, quien con 21 años era apodado el Black Messiah. 

Más allá del nombre o de las referencias bíblicas que se da el título del filme, se debe analizar el contexto en que se desarrolla el filme. Esta cinta fue coescrita y dirigida por Shaka King, quien ya ha tratado temas de racismo en cortos o películas que él ha dirigido. Shaka apuesta por un thriller y un drama social, con intensas escenas de acción que acompañan la cinta. No obstante, no descuida la profundidad psicológica de cada personaje, el contexto histórico (que es acompañado con pequeñas referencias documentales de un testimonio que dio O’Neal). Además, esta cinta se estrena con una mirada sociopolítica a estos tiempos del Black Lives Matter.

La película muestra a los dos personajes de diferente manera, por ejemplo, O´Neal es un ladrón que usa una placa para hacerse pasar como un agente del FBI para robar un auto, luego es capturado y es llevado a una comisaría, para ser visitado por Roy agente del FBI. Quien le señala que por robar un auto será condenado por 18 meses. Además, por falsificar una placa del FBI será juzgado por 5 años. Roy entonces le ofrece a O´Neal que, si trabaja con ellos, será exculpado de sus cargos y le darán una recompensa. Así que se infiltra en la organización de los Panteras Negras y se gana rápidamente la confianza de Hampton, quién en primera instancia es puesto en ridículo, luego se convierte en chofer de Fred, hasta convertirse en Jefe de Seguridad. 

Mientras que, a Hampton, es presentado como un brillante formador, idealista, orador, estratega e inteligente. Además, Fred intenta unir a todos los grupos sociales como los Stones, los Crowns y los Disciples, quienes más tarde se unen a la causa social y política de los Panteras Negras. También, a lo largo de la cinta Fred construye su imagen de una manera humanizada y creíble. Lo mismo pasa con O´Neal, quien a muchos momentos de la película parece estar muy a gusto y convencido del discurso de los Panteras Negras.

¿Vale la pena ver? Sí, ya que desde el personaje principal que nos es mostrado como alguien muy heroico y con un carisma que hace que la película se sostenga. También, con el complemento del doble agente O´Neal, quien debe lidiar con sus demonios internos. Además, enfrentarse a sus propios límites y al hecho de la lealtad y la traición como perspectivas sobre sus decisiones futuras.

¿Puede ganar el Oscar? Realmente tiene grandes competidoras (películas que tendrán su propia nota al transcurso de la semana) como: El Juicio de los Siete, Padre, Mank, entre otras. No obstante, la duda queda ahí al saber si esta película le impresionó o no al jurado. Además, como se mencionó anteriormente, en la época actual, en que la discusión sobre el racismo, los derechos y libertades están en discusión en todas partes. Judas and the Black Messiah, parece calar en esta sociedad de una manera oportunista e incómoda.

Sin embargo, realmente King lleva este debate a un nivel emocional y psicológico, más que intelectual. Esto es debido a que la película te lanza preguntas desde el comienzo, por ejemplo: ¿estarías dispuesto a arriesgar tu vida por una causa política? ¿Cuáles son tus motivaciones para realizar esos actos? ¿Cuáles son tus convicciones y principios? Con su aire idealista, profundo y enrarecido, Judas and the Black Messiah es un audaz experimento, quizás en el momento más difícil de todos.

Nominaciones:

  • Mejor película.
  • Actor secundario: Daniel Kaluuya.
  • Guión original.
  • Fotografía.
  • Canción original: Fight For You interpretado por H.E.R.
  • Montaje.

¿Dónde verla?

Amazon Prime.

Tráiler

Me despido, Pol

Mis redes:

Instagram: @christian_rumipulla

Twitter: @crissrumi

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *