fbpx
  • Lun. Ago 15th, 2022

Sin sol hasta enero, la noche polar en algunas ciudades.

PorChristian Rumipulla

Nov 29, 2021

Antes de dar a conocer a las ciudades que sufrirán este fenómeno atmosférico, hay que saber que es la noche polar. Este es un fenómeno natural que tiene fechas desde el mes de noviembre hasta enero. Está se da por la inclinación del eje de la Tierra, la cual no alcanza la luz del sol en el Círculo Polar Ártico y el Antártico por más de 24 horas. Igualmente, este fenómeno se empieza a divisar desde el mes de junio, ya que sus atardeceres empiezan a ocurrir más temprano.

Según explica un experto, esta inclinación de la Tierra hace que el Sol no llegue a una altura suficiente por encima del horizonte en las regiones más cercanas a los polos, por lo cual provoca que se pase semanas y hasta meses de oscuridad.

Por otro lado, el clima también es otro de los cambios que se da en esta época ya que se llega a temperaturas como a -20º C. Sin embargo, los habitantes de algunas ciudades siguen sus labores diarias como si nada pasara, aunque su tiempo en casa aumente debido al clima.

Pero ¿cuáles son los países que pasan este fenómeno atmosférico?

Barrow, Alaska:

Barrow, Alaska. Foto: Getty Images

Cada otoño, los habitantes de Barrow se reúnen el 18 o 19 de noviembre para ver una última puesta de sol del año. Este pueblo tiene alrededor de unos 4900 habitantes, está ubicado en una de las zonas más septentrionales del mundo, por lo cual hace que la duración de la noche polar se prolongue unos 66 días, hasta alcanzar el horizonte el 23 de enero del año siguiente. Durante la noche se intensifica y la temperatura media alcanza los -20º C.

Aunque, los habitantes de Barrow continúan con su rutina diaria, no obstante, su tiempo dentro de casa aumenta más debido al inclemente invierno. A diferencia del resto de ciudades, Barrow no recibe o tiene poca afluencia de visitantes como el resto de ciudades que sufren este fenómeno.

Por otro lado, al igual que las otras ciudades esta sufre el sol de medianoche; cual es, que no oscurezca ni un solo minuto, esto va desde el 11 de mayo hasta el 18 de agosto.

Sin embargo, Barrow no es el único sitio que sufre este fenómeno.

Murmansk, Rusia:

Murmansk, Rusia. Foto: Alexander Zemlianichenko Jr./Bloomberg

Murmansk es la ciudad más grande del Círculo Polar Ártico, es una ciudad rusa que tiene una población estimada entre 300 mil habitantes. Su noche polar inicia el 2 de diciembre, hasta el 11 de enero, es decir unos 40 días sin luz de sol. A diferencia de otros cuerpos de agua que se encuentran en la misma latitud, el puerto de Murmansk (uno de los epicentros europeos de exportación de carbón) se mantiene activo durante la noche polar, esto es debido a que se encuentra en la corriente marina cálida del Atlántico Norte, lo que impide la congelación de sus aguas marinas.

El registro histórico climático indica que durante el invierno hay temperaturas medias de -16º C. No obstante, esta ciudad tiene el récord climático de -39º C. Sin embargo, durante la década de los 90, Murmansk ha disminuido su población que puede estar ligada a la noche polar, una realidad similar a la que pasa la siguiente ciudad.

Tromsø, Noruega

Tromso, Noruega. Foto: Getty Images

Tromsø es una ciudad noruega conocida popularmente como “capital cultural” del Ártico. Esta localidad se despide de su luz solar el 27 de noviembre y vuelve a recibir al sol el 15 de enero del año siguiente.

A diferencia de las otras ciudades que puede frenar un poco su vida cotidiana. En Tromsø es lo contrario, ya que a la llegada de la noche polar inaugura la temporada alta de turismo, ya que miles de viajeros y amantes de estos fenómenos, se empiezan a desplazar a esta localidad noruega para: practicar deportes invernales, cazar auroras boreales o presenciar el avistamiento de ballenas jorobadas y orcas que aparecen en las gélidas aguas entre octubre y enero.

Durante su noche polar, Tromsø celebra el Festival Internacional de Cine y otro más de Jazz. Además, otro más reciente es el Festival de la Aurora Polar. Por otro lado, se realizan una serie de eventos más que mantienen la vida cultural activa en la ciudad, hasta la espera del amanecer.

Para finalizar, la noche polar no hace que la vida social de estos habitantes se detenga, se puede ver un claro ejemplo en Tromsø que se crean festivales. Además, las reuniones sociales se prolongan por horas o por días celebrando con bebidas típicas. Por otra parte, la falta de sol no hace que haya oscuridad completa, con el alumbrado público se mantiene encendida a la ciudad. Así mismo, la reflexión de la luz solar provoca auroras boreales en los cielos, que son una obra de arte.

Me despido, su gran amigouuu Pol

Disfruten de la vida, llegue a casa den muchos besos y abrazos, recuerden siempre sonreír. 

Mis redes:

Instagram: @christian_rumipulla

Twitter: @crissrumi

Facebook: Pol Rumipulla Escritor. 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.