fbpx
  • Lun. Ago 15th, 2022

En Chile, La ESPERANZA le ganó al miedo.

PorMaría Fernanda Carrión

Dic 21, 2021

A la segunda vuelta en las elecciones chilenas, llegaron dos candidatos en medio de una campaña electoral polarizada, con visiones de país antagónicas, por una parte José Antonio Kast, un experimentado representante de la derecha, cercano al mundo empresarial con pasado político cuestionado; y, por otra Gabriel Boric,un joven candidato representante de las tendencias de izquierda y centro izquierda, ex dirigente estudiantil, actualmente diputado.

La  estrategia del miedo, se hizo presente en la campaña electoral de la mano del candidato de ultraderecha, recurriendo a la idea de que un gobierno de izquierda, plantearía un manejo económico ineficiente, lo que ocasionaría que el país no sea atractivo para invertir, probocando la fuga de capitales de inversión y como consecuencia de ello inestabilidad económica, convirtiendo al país en Venezuela.

El  plan de gobierno propuesto por Kast  incluía  la construcción de zanjas en la frontera para impedir el ingreso de extranjeros por pasos no habilitados, desde una concepción seguritista del Estado,  la eliminación del Ministerio de la Mujer, la creación de un organismo regional para perseguir agitadores de izquierda, la salida de Chile de la ONU,  reducción del aparato estatal entre otras propuestas, y fake new que fueron la tónica de su campaña. Discurso que fue moderando, para intentar ganar las elecciones.

Frente  a ese planteamiento, la propuesta de Gabriel Boric, fue  la esperanza de hacer un gobierno inclusivo con consciencia y responsabilidad social, que entregue a los ciudadanos mejor salud, educación, inclusión y pensiones dignas, respaldo a las minorías sexuales y a las mujeres fundamentando su plan de gobierno en el respeto irrestricto a los derechos humanos y a la necesidad de cambios que conllevan a obtener justicia social para los ciudadanos.

Gabriel Boric, consiguió unificar  la izquierda y centro izquierda chilena, obteniendo el apoyo además de independientes  y movimientos sociales, siendo electo presidente de Chile, con el 55,99% de los votos, frente a su contendor el ultraderechista Juan Antonio Kast, quien obtuvo el 44,1% , amplia ventaja, que lo convierte en el presidente electo más joven del país, con la mayor votación  y participación ciudadana en comicios electorales desde el regreso a la democracia.

El triunfo de Boric responde  a la madurez política de los sectores de izquierda que dejaron de lado sus diferencias por un proyecto en común para dar  respuesta a as necesidades de cambio estructural que han exigido los chilenos y que se vió reflejado  en el estallido social de octubre de 2019, producto de lo cual se decidió la  redacción de la nueva constitución Chilena, que en 2022 verá la luz.

Por:

María Fernanda Carrión

Twitter:@mariafercm

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.