fbpx
  • Sáb. Jul 2nd, 2022

Prioridades y metas del presidente.

Ser la primera autoridad  de un país, no es cuestión de broma, sin embargo en el Ecuador del encuentro, parece que lo fuera. Las necesidades, prioridades y metas del presidente no se condicen con las necesidades, prioridades y metas de la población para la que gobierna, lo que se refleja no solo en los nulos resultados de su gestión después de un año de gobierno, que con excepción de la campaña de vacunación contra el Covid19, no encuentra rumbo cierto.

El angustiante escenario de inseguridad y desempleo que atraviesa el país,  aunado a las deficiencias en la prestación de servicios públicos principalmente en el área de salud y educación, colocan a la población en un estado de vulnerabilidad, del que el gobierno no consigue hacerse cargo, no solo porque no sabe como hacerlo, sino  porque al parecer sus intereses están centrados en metas desconectadas con la realidad que la sociedad afronta; pues sus declaraciones así lo demuestran. Que el presidente en el momento actual que vive el país diga: “Me he planteado la meta de que no vuelvan los correístas”; no hace más que demostrar que no entiende de prioridades.

Que la meta de un presidente, sea anular una tendencia política, habla más de sus deficiencias como gobernante y de su ambición de poder, que de su genuina preocupación por resolver la crisis sistémica que vive el país; y, demuestra su dificultad de empatizar con la problemática económica y social que afrontan actualmente los ecuatorianos.

Como ciudadana, lo mínimo que espero es que para el presidente la prioridad sea el país, y que las metas presidenciales se enfoquen en generar políticas públicas eficientes, que den respuesta a los problemas de seguridad, generen posibilidades de empleo efectivo, fortalezcan el sector salud y educación,  que impulse al aparato productivo del país, en función del bienestar de los ciudadanos que habitan esta nación,  y no en función de intereses particulares, que en nada aportan a solucionar las demandas sociales.

Fuente: El Expreso

Por: María Fernanda Carrion

Twitter: @mariafercm

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.