fbpx
  • Jue. Feb 9th, 2023

Mis dos años en Notify: Memorias de un payaso (parte 1).

PorChristian Rumipulla

Jul 20, 2022

Quería poner algo, solo me nació esto. No se enojen.

Antes que nada, escribir es algo genial y considero que todos debemos hacerlo, ya sea solo para nosotros o para algunas personas. Esto también nos sirve para plasmar todo lo que no podemos decir con palabras. Ahora bien, ¿cómo celebrar mis dos años en Notify? Pues de la mejor manera, abrirme con ustedes que me leen y contarles un trozo pequeño de mi vida, estas memorias se publicarán en dos partes y espero que les guste a todos.

¿Cómo comenzar a escribir estás memorias de alguien con la edad que tengo, ojo solo tengo 25 años? La respuesta sería fácil, contar todo. No obstante, si contará todo lo que sé, todo el mundo me odiaría o caerían ídolos de barro que las personas los adoran. Ahora bien, ustedes se preguntarán ¿quién es su ídolo o quién admira? La respuesta se irá desglosando a lo largo de esto.

Los primeros años del cuento.

Para comenzar esto nací un 27 de noviembre de 1996, ahora bien, no sé si nací en la mañana, tarde o noche. No importa, solo lo más relevante que fue ese día. Asimismo, de los 0 a los 5 años, no recuerdo nada, solo lo que mis padres me comentaron: 1. No sabía caminar, muchos pensaron que sería porque sufría una enfermedad en la columna (según un médico del hospital que me atendió de niño) o solo porque quería joderles la vida a las personas que me cuidaban, pienso lo segundo, ya que muchos niños saben caminar a la edad de los 2 años, pero yo comencé a dar mis primeros pasos alrededor de los 4 a 5 años; 2. Mi padre biológico era alguien que ingería sustancias sujetas a fiscalización (drogas, para los que no entiendan), mi madre (a quién admiro por saber luchar ella sola) me comentó que mi padre consumía eso, una vez lo hizo cuando era chico y estaba en la cuna, creo que ese momento fue el que impactó a mi madre para poder alejarse de él y criarme sola, junto a mis hermanos; 3. Crecí junto a mi tío, tía, primos, abuela y mi madre, este dato es importante en este momento de la vida, porque fue algo que me marcó hasta ahora, no solo porque guardo aprecio y cariño a un ínfimo pequeño grupo de mi familia, sino también porque soy alguien con un círculo cerrado.

Recuerdan el punto 2, bueno pienso que la vida, la familia y los amigos cambian a las personas, porque mi padre biológico creció en un ambiente familiar muy complicado. Ahora bien, en la vida él nunca la tuvo fácil, a la vez con amigos que haces que tomes decisiones malas en los momentos más importantes de la vida, todo eso hizo que se fuera por otro camino diferente. Por otro lado, pienso que todos en este momento pasamos por diferentes cosas ya sea buenos o malos, lo que sugiero que mi vida en estos primeros 5 años no fue tan mala, no solo porque no recuerdo bien. porque no me da la gana preguntar cosas o porque soy muy selectivo en mis recuerdos (una discusión eterna con mi psicólogo por ser así).

Por cierto, por si pregunta cómo pasamos de la crisis al dólar, no lo sé. Solo me comentaron que mi madre, la pasó fatal y de pasó mi madre tuvo otro hermano Luis Fernando (aunque él se haya cambiado a Abel, de él le contaré más tarde lo que sé de su vida). Consiguió recuperarse de ese momento de la política ecuatoriana y mundial. Por otro lado, no solo todo fue tragedia mi selección clasificó a su primer mundial, eso fue el consuelo de algunos ecuatorianos ya que todos perdieron dinero, casas y sus objetos valiosos. Por políticos, corruptos que son: Guillermo Lasso (actual presidente, quién no tiene idea de gobernar al igual que el calvo del Borrero), Mahuad, el Loco que todos odian y da pena como es Bucaram, entre otros.

¿La escuela? ¿Pero eso qué es? Los primeros recuerdos de la vida. 

6 a 11 años, aquí recuerdo bien todo o más o menos, comienza una etapa nueva de mi vida entré a la escuela, (cabe recordar no tuve la oportunidad de ingresar al jardín o al preescolar, me salté directo a segundo de básica, por eso tengo una letra más horrible qué los folios del siglo 16, además, no soy tan habilidoso para hacer manualidades). Ahora bien, todos recuerdan a su primer profesor o profesora con cariño, pero yo no. ¿Por qué no recuerdas con cariño a tu primera profe? No la recuerdo porque ella era una docente malvada. Asimismo, me hizo padecer a mí como persona que debe a un banco. Como primer punto: ella muy religiosa en una institución laica, ojo no era católica sino testigo de Jehová, no tiene nada de malo que ver eso, pero para un niño de 6 años creo que no era interesante aprender acerca de una religión que no sea inculcado desde tus padres, solo recuerdo que en vez de enviarme a leer el patito feo o alguna cosa de esas que se envían a leer en los primeros años de escuela, me enviaban a leer los Atalayas, sino leía o traía un resumen a la memoria me pegaba con una regla o te hacía quedar al frente de todos tus compañeros de clases (me quedé 15 veces al frente y sin receso).

Como segunda cosa que recuerdo fue robar mi cuaderno de inglés, si como lo leen, me sustrajo mi cuaderno, bueno no me “robó” en sí, sólo que tomó mi cuaderno porque me había olvidado en mi casillero, así que perdí mis apuntes que había hecho en el cuaderno. Por lo cual, tanto el docente de inglés (he tenido varios profesores de inglés, desde la escuela hasta la universidad, no recuerdo ningún nombre de ellos), con la profe se burlaban o me gritaban porque no tenía el cuaderno, una vez al frente del docente de inglés sacó mi preciado cuaderno para anotarme por no tenerlo, le dije que: “usted tiene el cuaderno, ese es ¿me puede devolver?” Lo que me hizo después de decirlo, me golpeó con su mano y me hizo perder el receso. Además, me dijo “sé lo que es tu padre un borracho, un drogadicto, ladrón y que iba a camino a convertirme en eso” (para la profe si lee esto, spoiler: no me convertí como mi padre biológico, sino un buen ser humano, mmm, bueno, no me convertí en eso lo que ella dijo). Terminé ese año y me cambiaron a la institución, mi querida escuela Dr. Carlos Cueva Tamariz (actual Luis Cordero).

Yo no sé si atraigo a docentes que te marcan de alguna manera o solo pasa, pero en este caso como bienvenida mal grabada de la vida, me tocó con el profe César, él tenía dos cosas que me hicieron decir cuando tomé la carrera: “no voy a ser docente” “quiero ser la mejor persona de todo el mundo” (Spoiler 1: Amo ser docente). Regresando con el profe César, él era alcohólico, cada vez que llegaba a clases era enojado o bien con una botella en mano, recuerdo también que en vez de darnos clases se ponía a beber, ya cuando estaba tan ebrio llegaba su esposa a darnos clases y a cuidarle a él que no hiciera una burrada, todavía me pregunto ¿por qué le mantuvieron hasta unos más tarde como profe en la escuela? Ahora bien, lo bueno es que cuando no consumía alcohol, él era una persona cuerda y daba excelentes clases.

Por otro lado, en la nueva escuela conocí a un amigo que me acompañaría hasta el final de la primaria Pedro T., él tenía la misma dificultad que yo era: la escritura y aprender, éramos malísimos que teníamos ya en el DOBE (Departamento de Orientación y Bienestar Estudiantil, antes llamado aula de Apoyo Estudiantil) una aula con nuestros nombres. Asimismo, en ese año de escuela, mi madre tuvo a mi hermana Xime, ella es la persona a la que más le tengo cariño en el mundo, es la hermana pequeña que hay que protegerla de los malos, es la persona más honesta y más habilidosa que conozco. A pesar de todo, admiro a mi madre y a ella (ya tienen la respuesta).

Pasé a cuarto de básica, me tocó un maestro no solo en la vida, sino en la institución que me hizo dirigirme a ser docente, el Profe Wilfrido Astudillo. El no solo era un solo docente, era el excelso docente quién con sus metodologías de enseñanza hizo que aprendamos todo, le guardo un cariño inmenso porque era bueno con todos. Él era ese docente que querías que te acompañe todos los años escolares. El profe no sólo me tocó en cuarto de básica, sino también en quinto, es ese docente a quién le admiro mucho y quisiera ser como él. A la vez, que mis futuros estudiantes me guarden en sus memorias como el docente que les marcó de una buena manera y que se inspiren a seguir está labor muy noble.

Pasando de unos tempestuosos docentes, al cariño y la tranquilidad, me tocó una profe que deja una huella en la vida. Era esa docente estricta, excelente oradora y una buena madre para nosotros, la profe Zoila S. Ella era muy cuidadosa al momento de dar sus clases, a la vez daba instrucciones específicas que debíamos cumplir sus tareas al pie de la letra. Sin embargo, cuando era para defendernos, ella nos defendía de todo, fue esa docente que nos hizo excelentes humanos, lo cual le agradezco un montón por llevarme por un buen camino. Ahora bien, como todos alguna vez tuvimos a esa persona que nos “enamoró” por primera vez en la escuela, ella (quien no voy a dar nombre) fue alguien que me flechó cuando la vi era linda, suave y cordial. Recuerdo que me llevó a la enfermería cuando me golpearon, pero a pesar de lo anterior, también era cruel, (recuerdan que dije que soy malo en manualidades), bueno se burlaba con sus amigas porque no era bueno dibujando o haciendo un ADN de plastilina. Me costó aceptar, pero solo fue un interés de un momento, aunque la recuerdo por lo malo y no por lo bueno.

Por otro lado, hay dos momentos de la vida que me cambian bastante: El primero, fue entrar a PACES (Proyecto Salesiano), una fundación que no solo me formó en mi vida personal, sino también en mi vida política de líder. Por otro lado, también me ayudaron en los momentos más importantes de estos 11 años. Asimismo, más adelante en mi vida, aprendí a desenvolverme en público, algo que he ido perdiendo poco a poco, ya sea por el temor al público o porque me ido cerrando a algunas cosas. El tiempo que pasé con Paces fue algo genial y que tengo en mi corazón. En cuanto al segundo momento, es tener miedo u odiar de una manera amistosa a los odontólogos, a que me refiero odiar de manera amistosa a los doctores muelitas, es porque de niño tuve un odontólogo que era más bravo que suegra, más bravo que policía en protesta; era ese odontólogo que no quisiera que te toqué de niño, pero como siempre atraía a lo malo me tocó él. Recuerdo que un día cuando fui a la consulta con mi madre, fue alguien que te gritaba o te decía que eras una niña por no aguantar, con todo eso crecí hasta ahora teniendo miedo ir a un consultorio para verme los dientes, algo que no es aconsejable hacerlo (Consejo para los padres: busquen a un excelente odontólogo en donde sus niños se sientan tranquilos, para que cuando crezcan no tengan el temor a ir al consultorio).

Por lo respecta a la vida política del país, cabe recalcar en esos momentos después de botarle o derrocarle a Mahuad y asumiera el presidente Gustavo Noboa, no pasó nada interesante en la política ecuatoriana, hasta que asumió el presidente Lucio Gutiérrez, si él mismo que vive en el pasado, peor que tóxica en pelea de pareja. Él toma la presidencia y dos años después hay protestas en todo el país para sacarlo del poder, recuerdo que en esos años no había muchas clases y siempre olía a gases lacrimógenos. Después de botar al pana del Lucio, asume el poder el presi Alfredo y luego gana las elecciones el Rafico, el dolor de cabeza de los políticos actuales. En el ámbito deportivo, la selección juega su primer mundial y clasifica a su segundo.

Estos primeros 11 años son complicados, pero a la vez alegres me queda decir gracias a las personas que estuvieron ahí y que me marcaron de alguna manera. Quedan 14 años más para contar a todo lo que pueda. Además, he hablado poco respecto a mi familia, considero que debo sacar aparte eso, ya que pienso que es lo más importante de mi vida, porque ellos son las personas que me han acompañado a lo largo de este camino y me han visto caer, triunfar, llorar por un amor y alegrarme por mi primer beso. Además, creo que debería contarles un poco de ellos. Por otro lado, espero que hayan disfrutado de este primer punto de la vida de un payaso y que, si ofendí a alguien que me disculpen, como dicen los profes: “disfruten de la vida y salgan a triunfar”.

Me despido, Christian Clown Pol.

La vida es pesada, complicada y a veces estamos atados a los que haceres diarios, dejemos que los sueños viajen y se vuelvan en paraísos eternos.

Mis redes:

Instagram: @christian_rumipulla

Twitter: @crissrumi

Facebook: Pol Rumipulla Escritor. 

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.